10/30/2019

Este invierno vuelven las botas Cowboy!

Te contamos cuatro cosas de las botas camperas y un poco de historia.

Si, la moda tiene estas cosas... pero eso ya lo sabemos todos no?

Siempre saca el polvo de aquel estilo, color o estampado que nunca hubiéramos imaginado que volveríamos a llevar.

Y es que esta vez lo que se vuelve a llevar son las botas camperas. Aquellas botas que todos recordamos que se llevaban al finales de los 90 y principios de los 2000. Aquellas botas que asociamos a las chaquetas de piel, los vaqueros y los anuncios de Levis. Aquellas botas que nos recuerdan a Clint Eastwood y las películas del far west.

Así que ha llegado el momento de sacar ese par viejo que nunca imaginabas que te volverías a poner o a pasearte por las tiendas del lado de tu casa para ver cómo se han adaptado estas botas a las tendencias actuales de hoy en día.

Entre las razones que te pueden convencer para volver (o empezar) a llevarlas, es el efecto que dan al estilizar la pierna y la figura. Gracias a su característico tacón se ganan unos bonitos centímetros que consiguen alargar la silueta a las más bajitas.

También se debe tener en cuenta su historia, y es que ninguno de los detalles, formas o materiales de este calzado es así por casualidad. Todo está perfectamente estudiado para que el cowboy pudiera montar su caballo con el estilo que los caracterizaba y que la bota encajara perfectamente en el estribo.

Las botas camperas son de todo menos sutiles, y esto puede jugar a favor o en contra del carácter de cada una de nosotros. Pero desde la zapatería os animamos a sacar también el polvo a la valentía y que os calcéis unas camperas este invierno.

Volver al listado